Tikapata un Proyecto sostenible para una nueva humanidad

Auto-sostenibilidad, Impacto Social y Ambiental

Escuela Sostenible

Nuestra escuela fue creada en el 2007 por un grupo de madres y padres de familia que buscaban otra alternativa para la educación de sus hijos. Es un proyecto totalmente autosostenido por el esfuerzo y la convicción de cada uno de sus integrantes.

En Tikapata entendemos el término de sostenibilidad desde el marco más amplio. Buscamos ser sostenibles con el medio ambiente y económicamente sostenemos la propuesta con los aportes de la familia. Pero entendemos que la propuesta educativa entrega sobre todo, una vivencia de respeto integral y sentimos que es esto lo que marca la posibilidad de una sociedad más respetuosa y por ende más sostenible

Economía

Nuestra escuela se sostiene básicamente, gracias al aporte económico que hacen las familias. Con este aporte cubrimos nuestros costos fijos y somos sostenibles económicamente hace 10 años.

También realizamos algunos eventos pro-fondos para invertir y mejorar nuestro espacio y materiales cada año. Estos eventos se hacen con la participación activa de todas las familias de Tikapata, recordándonos la fuerza que somos cuando colaboramos todos.

Ecología

La ecología es en Tikapata un eje transversal. Reconocemos la necesidad urgente de tomar este tema en serio para la regeneración y sostenibilidad de nuestro planeta. Vivimos la ecología como una práctica cotidiana en la gestión del manejo de nuestros recursos y de nuestros residuos y nuestras aulas y demás infraestructura están construidas en su totalidad, con materiales naturales y con técnicas ancestrales de construcción. .

También realizamos diferentes campañas de sensibilización, así como de limpieza del rio, y de reforestación en la zona donde se ubica nuestra escuela. Nuestros niños y niñas, son agentes activos en estas campañas, diseñándolas y llevándolas a cabo.

Social

Consideramos que nuestro mayor aporte a la sostenibilidad en el ámbito social, está en la calidad de seres humanos que salen de nuestra escuela. Son personas cuestionadoras, sensibles, respetuosas y conscientes. Entendemos que si la situación en la sociedad ha llegado al punto al que ha llegado, es porque en general, son pocas las personas que cuestionan el sistema establecido y solo siguen el statuos quo. Nuestros chicos y chicas, reconocen la urgencia de un cambio en el sistema y desde su cuestionamiento serán agentes de cambio importantes para la sociedad.

Previous
Next

NUESTRA MISIÓN

Acompañar e investigar los procesos de desarrollo educativo de seres humanos libres, autónomos y conscientes de su potencial creativo, creando un sentido de comunidad y promoviendo la diversidad.

NUESTRA VISIÓN

Ser un referente latinoamericano en pedagogía libre y un agente de cambio para la creación de comunidades más sanas, movilizando y convocando a otras iniciativas educativas y organizaciones de nuestro entorno.

NUESTROS VALORES

Promovemos una educación que valora el desarrollo emocional integral y el cuidado de la individualidad de cada persona)

Entendemos la diversidad como una pluralidad de capacidades, historias personales, sensibilidades, culturas y condiciones de vida que configuran el universo único de cada niño /a, joven y de sus familias. No aplicamos métodos que estandarizan, sino que promovemos más bien la exploración y el desarrollo de aquello que hace único a cada ser humano, respetando su ritmo propio de aprendizaje.

Las familias que integran Tikapata provienen de una gran pluralidad de contextos culturales, nacionalidades e idiomas. Por ello vivimos la interculturalidad como otra expresión de esta variedad de identidades y de experiencias que nos invita a tender puentes entre nosotros.  

Confiamos en la capacidad innata de cada niño /a y joven para guiar su propio proceso de aprendizaje, basándose en su intuición, en su creatividad y en su curiosidad. En este sentido, no se le imponen tareas o temáticas por las que no siente interés, y se trabaja conjuntamente en su proceso de empoderamiento y autoafirmación para que saque todo su potencial en aquello que realmente le interesa. El aprendizaje se da entonces desde un lugar más auténtico, guiado desde su interior. Esta libertad es algo que pocas veces los niños /as y joven experimentan durante su vida escolar, y sin embargo es clave para su desarrollo creativo.

El equipo de tutores, acompañantes y ofertantes son facilitadores de los niños /as y jóvenes en el camino hacia su autodescubrimiento. El cuidado del vínculo entre cada niño /a y joven y sus acompañantes y con los otros chicos /as, es un eje central de nuestra propuesta educativa. Hay un acompañante por cada 7 -10  niños /as y jóvenes  lo cual permite atender en profundidad las necesidades de cada uno. Esto es crucial para un desarrollo emocional sano.

Somos una comunidad de aprendizaje en permanente proceso de auto observación, renovación y crecimiento. Madres, padres, profesores, administrativos, personal de apoyo y estudiantes conformamos una gran familia. Por ello, la escucha constante y el diálogo a múltiples niveles es una premisa fundamental del trabajo que hacemos que nos fortalece como comunidad.

Somos un proyecto comunitario ecológico cuya operación se sostiene en tres principios: a) el manejo de recursos, b) el manejo de residuos y c) el trabajo con las familias. Buscamos reducir nuestra huella ambiental y adaptarnos a nuevas formas que nos permitan ser más sustentables y consistentes. Sabemos que nos falta mucho aún para ser una ecoescuela en el sentido integral de la palabra y que no lo seremos en el corto plazo pues necesitamos crear condiciones apropiadas para ello. Sin embargo, es a lo que aspiramos. Procuramos mantener procesos eco amigables siempre que sea posible y proponemos actividades que puedan despertar en nuestros niños /as y jóvenes una mayor conciencia ambiental.

Nuestra Historia

Nuestra escuela inicia sus actividades al inicio del año 2008, por la necesidad de un grupo de familias que buscaba ofrecer a sus hijos un espacio educativo donde pudieran ser respetados en sus intereses y proyectos.

Con la inspiración de diversas fuentes, pero particularmente de la experiencia del Pesta (creada en Ecuador por Mauricio y Rebeca Wild), es que se fue diseñando una propuesta que pudiera brindar un entorno donde la opinión de los niños y niñas fuera recogida y tomada en cuenta en el día a día.

En ese proceso de búsqueda e investigación de una nueva pedagogía, en los primeros años de la Escuela, los educadores traían actividades concretas a seguir, con propuestas más dirigidas y con finalidades más específicas, aunque los objetivos no fueran cerrados o fijos. La convicción de que cada niña/o tiene su propio ritmo estaba clara desde el inicio, aunque la forma en llevarlo a cabo traía siempre nuevos retos.

La constante interpelación de ir construyendo un nuevo paradigma, así como el diálogo constante entre los acompañantes, los niños/as, y las familias, fueron reforzando cada vez más la convicción y la confianza profunda en la sabiduría innata del niño y de la niña.

De esta forma, en el 2014 se asientan las bases para apostar de forma clara y directa por una educación libre donde no existen currículos predeterminados ni objetivos que todos tengan que cumplir, alineando nuestra propuesta con un gran movimiento a nivel mundial que con diferentes iniciativas viene transformando profundamente la Educación tradicional.

Nueva Escuela

Desde hace 15 años somos agentes de cambio en el paradigma educativo, creando una propuesta pedagógica donde el autoconocimiento, el respeto y la autonomía son las bases para el aprendizaje.

Queremos convertirnos en un eje impulsor de una educación respetuosa para muchas organizaciones e instituciones educativas y docentes que sientan el llamado de transformar sus prácticas. Poder compartir nuestra propuesta y los alcances que venimos investigando y desarrollando hace 15 años, y que siguen en movimiento y en transformación, porque la educación como la vida, no se detiene!

En el 2020 tuvimos que dejar el espacio que ocupó la escuela desde sus inicios, y ese mismo año tuvimos la gran fortuna de haber recibido la donación de un terreno donde podremos construir la nueva escuela.

Necesitamos de tu ayuda para poder concretar esta nueva construcción, desde donde podremos continuar con nuestra labor de investigación y difusión de una Pedagogía viva.

¡Gracias por ayudarnos a seguir construyendo este sueño!